Las maravillas de Alquezar

Estándar

Hace unas semanas, estuvimos los 4 en Alquezar. Reservamos un pisito allí un poco sin saber a donde íbamos pero me había cogido una repentina necesidad imperiosa de oler aire puro y ver campo.

Cogimos el coche, pusimos media casa en el maletero, suele pasar cuando viajas con niños, y pusimos rumbo a Alquezar.

Este pueblo es de ensueño, una maravilla y si vais como fuimos nosotros fuera de temporada… es una tranquilidad inaudita y muy agradable!

Además yo soy una fanática de las puertas antiguas de madera, les encuentro un encanto sin fin y hago malabarismos para poder sacarles fotos.

Aquí os dejo algunas fotos del pueblo y de los paseos que dímos y me reservare las de sus puertas para otro día!

Si os queréis aventurar allí, nosotros dormimos en uno de los pisos de Casa Aurelia y nos pareció fantástico, tanto la acogida como la comodidad.
Si vais con niños pequeños, recomiendo que evitéis los carritos, mejor el porteo al menos que no salgáis del asfalto muy reducido del pueblo, y aún así… mejor un porta bebé. Nosotros empezamos a bajar una ruta (la de las pasarelas) con carrito y dimos media vuelta para dejarlo en casa.
Y para descansar un poquito después de los pateos, hay restaurantes muy recomendables (incréible acogida en todos los que probamos) y … un parque infantil de esos de pueblo, con suelo de arenita, con vistas y águilas!
Una buena época para ir es cuando florecen los almendros 🙂

 

Alquezar

Alquezar

La ruta de las pasarelas - Alquezar

La ruta de las pasarelas – Alquezar

La ruta de las pasarelas - Alquezar

La ruta de las pasarelas – Alquezar

La ruta de las pasarelas - Alquezar

La ruta de las pasarelas – Alquezar

Bajando hacia el río Vero - Alquezar

Bajando hacia el río Vero – Alquezar

Bajando hacia el río Vero - Alquezar

Bajando hacia el río Vero – Alquezar

Bajando hacia el río Vero - Alquezar

Un árbol de la vida para mis amores – Alquezar

Bajando hacia el río Vero - Alquezar

Piedras y más piedras para mi bichillo – Alquezar

Bajando hacia el río Vero - Alquezar

Un iris – Alquezar

Bajando hacia el río Vero - Alquezar

Uno que no desconecta ni bajando hacia el río Vero – Alquezar

Tarta de champiñones y esparragos

Estándar

Odio los espárragos!!! Los odioooooooo, huelen mal, son de ese color blanco chungui, cuando los comes hueles mal tú, vamos … que nadie me haría comer un espárrago ni de broma.

Esto es la teoría, y luego viene un bichillo al que explicas que hay que comer de todo y un marido que te vuelve de la compra, si lo se tengo un marido de oro que entre millones de cosas también hace la compra para una familia de 4 y no, no le doy la lista, con un manojo de espárragos trigueros.

Mmmmm vale… son verdes, no son blancos pero no me fío… al fin y al cabo son espárragos ¿no?

Pues nada … no hay tu tía jiji pensaba que nunca podría colocar esta expresión, que me encanta, en mi blog!! tengo que comer espárragos, aunque sea para dar el ejemplo!

Así que … me puse a buscar una receta para … disfrazarlos un poquito, al menos la primera vez! Y dí con una receta de una tarta de champiñones y espárragos. Es una especie de quiche, y la verdad… y contra todo pronostico pues me gustó! Resulta que los espárragos trigueros poco tienen que ver con los blancos chungos (jeje) y creo que hasta me atreveré algún día a comerlos simplemente salteados.

Así que os dejo la receta!!

 

Receta de la tarta de champiñones y espárragos trigueros

Ingredientes:
Una masa de hojaldre (la compre hecha pero si os animáis la podéis hacer, claro)
Un manojo de espárragos
Una bandeja de champiñones laminados (lo mismo… si los queréis cortar vosotros… allá vos!)
Cintas de bacon (150g)
Un bote de nata (espesa mejor)
3 huevos
Parmesano o emental rallado
opcional: pimienta

La receta:
Quitar la parte dura de los espárragos y trocearlos. Limpiar bien los champiñones.
En una sartén, cocer las cintas de bacon hasta que estén bien tostaditas. Añadir luego los espárragos y los champiñones y saltearlos hasta que todo este hecho (justo, ya que luego se pone al horno!).

En un recipiente, batir bien los huevos con la nata y el queso. Reservar

Forrar una fuente con la masa hojaldre.

Esparcir sobre la masa la mezcla de espárragos, champiñones y bacon. Luego añadir encima la mezcla de nata huevo y queso.

Hornear entre 25 y 30 minutos a unos 180-200 grados. Ojo, vigilad vuestra tarta!!

Yo tengo un horno microondas con función crisp y se me hace en unos 15 minutos y suele ser la mitad del tiempo de un horno clásico, aún así… no es científico 🙂

Pues ala… todos a comer espárragos!

Y que sean trigueros!!! que no vea a nadie con espárragos blancos dentro de esa tarta, ¿vale? Además la última vez que entraron de esos blancos en casa fue una lata de una marca que pensábamos era española y los espárragos venían de china así que mal mal mal!!

Buen Provecho!

 

Tarta de espárragos y champiñones

Tarta de espárragos y champiñones

Tarta de espárragos y champiñones

Tarta de espárragos y champiñones

Tarta de espárragos y champiñones

Tarta de espárragos y champiñones

Pañales de tela para muñecas

Estándar
Pañales de tela para muñecas

Durante una de mis locas nocturnas y frecuentes múltiples incursiones en el Pinterest para buscar ideas que nunca tengo tiempo de hacer encontré patrones para hacer pañales para muñecas. Es un proyecto perfecto para mi: el cliente no es exigente, ni el bichillo ni la muñeca ;), no es un proyecto largo ni requiere mucha tela…

De hecho, use ese tutorial para la forma del pañal (hay un patrón descargable) y ella lo hace con fieltro, incluso más rápido y con menos costura!!

Yo me complique un poquito las cosas e hice sólo un pañal, de momento, tengo el segundo a medio coser después de una aventurilla costuril, con dos capas, una de tela molona para el exterior y otra de un estropajo del Mercadona para el interior pues si, alguna vez a una se la va la pinza y comprar estropajos gigantes para hacer pañales … y qué?

Pues eso… se hace muy rápido y facilito. Lo único que hay que mirar es poner los cierres del lado que les corresponda que una servidora tiene el segundo pañal a medio hacer porque lo tuvo que descoser.

Os dejo fotitos del famoso pañal, que le queda perfecto a la muñeca de mi bichillo que sino fuera por el pañal iría como todas sus comparsas: totalmente desnuda por la vida, pobrecilla.

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Pañal de tela para muñeca

Futuro Pañal de tela para muñeca

Futuro Pañal de tela para muñeca

 

Pulseras de tela para el verano… o para todo el año!

Imagen

Son pulseras de tela con aro semi-rígido dentro para que la forma redonda se mantenga tipo brazalete.

Se puede extraer la tela y lavar 🙂

Igual os hago un pequeño tutorial de eso algún día de esos, ¿os interesaría?

 

Pulseras de tela

Pulseras de tela

Mi yogur de vainilla casero

Estándar
Mi yogur de vainilla casero

Una de las cosas que más eche de menos cuando me instale en España hace ya más de 10 años fue el yogur de vainilla. Ese requetecremosos anti bikini total que se encuentra en cualquier rincón perdido de Francia que se respete… ese, no existía en España… algo había en el Liddl pero había que poder ir hasta uno de esos supermercados y poco más.

Hice de tripas corazón y me acostumbre a vivir con los tristes y aburridos yogures de fresa, melocotón, limón … salte de alegría cuando llegaron algunos con sabores exóticos tipo Mango. Y unos poquitos años descubrí que si tienes dinero y tiempo puedes conseguir yogures de vainilla, aunque no tengas un Liddl cerca. Digo y dinero porque los que he encontrado suelen ser ecológicos y te puede salir el maravilloso y cremoso yogur por un ojo de la cara un euro la unidad.

Vamos que de repente me había vuelto una pija-del-yogur!!

Eso fue posible para mi economía hasta que mi bichillo, después de una estancia ni siquiera muy larga en Francia, desarrollo un amor incondicional rozando el capricho ya que en la guarde come yogur natural por el yogur de vainilla.

A ver … hagamos cálculos, un euro el yogur, unos 9 o 10 a la semana y eso solo ella… y claro no me voy a quedar mirandolo muerta de envidia … a veces tendré que caer en la tentación de la vainilla. 30 – 40 euros al mes… mmmmm vale…

Y entonces vuelve a aparecer … LIDDL!!!! siiiiiiii de vez en cuando sacan a la venta unas yogurteras básicas por unos 15 euros (y se pueden comprar online!!). Así que me arme de paciencia y espere la oferta.

 

Yogurtera en acción

Yogurtera en acción

Y ya la tengo en casita que no descansa casi la pobre. He hecho unas cuantas pruebas hasta dar con una consistencia que me gustará y sobre todo que le gustará a mi bichillo 🙂

Os dejo con la receta que uso ahora:

 

Receta de mi yogur de vainilla casero:

Ingredientes:
1l de leche (uso una ecológica entera)
1 yogur griego (puede ser cualquier yogur no desnatado natural)
3 cucharadas soperas colmadas de leche en polvo, mejor entera.
3 cucharadas soperas de aroma de vainilla (uso Vahiné, puede ser natural también)
3 o 4 cucharadas soperas colmadas de azúcar (uso azúcar moreno ecológico)

Como lo hago:

Mezclar muy bien el yogur con la leche en polvo, añadir después el litro de leche, el azúcar y la vainilla. Mezclar bien hasta que se disuelvan el azúcar que el yogur quede integrado.
Repartir en los tarros y dejar una noche entera en la yogurtera.

Y ahora me preguntareis…. pues nada más…. es así de fácil!!

Solo os falta dejarlos enfriar, guardarlos en la nevera y degustarlos!!

Anda anda… todos a comer yogures de vainilla 🙂 y si probáis la receta, dejarme un comentario para contármelo!

 

Aroma de Vainilla Vahiné

Aroma de Vainilla Vahiné

 

 

Cómo preparar una tarta de pañales…

Estándar

Estoy en la fatídica edad en la que todas mis amigas ya han tenido bebés o están en ello… Esa edad en la que las fiestas entre amigos son a mediodía y casi parecen un chiqui park… Adoro esos cambios pero requieren unas habilidades nuevas 🙂 Entre esas habilidades nuevas está la de preparar tartas de pañales! Un regalo ideal para un segundo bebé para el primero sirve pero para los siguientes es realmente lo mejor.

Aquí os dejo en imágenes un pequeño paso a paso para que podáis realizar fácilmente una tarta de pañales en vuestra casa. Es muy fácil y relativamente rápido.

Para empezar tenéis que ir corriendo a visitar el chino el bazar que tengáis más cerca de casa, allí encontrareis el material para poder hacer vuestra tarta de pañales 🙂

Aquí va:

Un plato gigante de cartón y un tubo (puede ser el tubo de cartón del papel de cocina!!)

Un plato gigante de cartón y un tubo (puede ser el tubo de cartón del papel de cocina!!)

Pañales (yo suelo coger la talla 2 de dodot o dodot sensitive) y gomas pequeñas

Pañales (yo suelo coger la talla 2 de dodot o dodot sensitive) y gomas pequeñas

Se enrollan los pañales y se sujetan con las gomitas

Se enrollan los pañales y se sujetan con las gomitas

Se colocan los pañales en el plato y alrededor del tubo, luego se sujetan con una bonita cinta (una amiga usa trapillo, queda muy bien!!)

Se colocan los pañales en el plato y alrededor del tubo, luego se sujetan con una bonita cinta (una amiga usa trapillo, queda muy bien!!)

Uso la grapadora para sujetar la cinta

Uso la grapadora para sujetar la cinta

Se coloca un segundo piso algo más pequeño que el de base

Se coloca un segundo piso algo más pequeño que el de base

Se coloca un segundo piso algo más pequeño que el de base

Se coloca un segundo piso algo más pequeño que el de base

Y luego, rienda suelta a la imaginación :) en esta puse animalitos, biberones y chupes. Se puede poner de todo, peluches, jabones etc

Y luego, rienda suelta a la imaginación 🙂 en esta puse animalitos, biberones y chupes. Se puede poner de todo, peluches, jabones etc

Tachaaaaaaan

Tachaaaaaaan

 

Aparte venden en muchos sitios unos papeles de envolver tipo los de las floristerías, transparentes y con estrellitas o puntitos o lo que se os ocurra pero transparentes, con los que podéis hacer el envoltorio final de la tarta, queda genial!

Espero que os haya ayudado y que hagáis muchas tartas de pañales!!!
Oye, y mandarme fotos de lo que hagáis!! Seguro que tenéis ideas estupendas!!

 

 

 

Tartas dulces – La tarta de limón merengada

Estándar

Esa tarta es mítica en mi familia… mi madre la hace de revicio y ya nos puede ofrecer hacer todos los postres del mundo, siempre le pedimos que vuelva una y otra vez a hacer su maravillosa tarta de limón merengada.

Yo llevo muy poquito atreviéndome a probar hacerla porque con un listón tan alto es chungo fallar (y se sabe… en repostería es fácil fallar….).

De hecho he tenido unos cuantos fallos, va un poco de humildad me viene muy bien, y algunas veces siguen saliendo medio ranas. Están buenas, o sino que alguien me explique porqué desaparecen tan rápido pero no tienen ese aire de perfección que quisiera darles.

Antes de empezar, un par de cositas sobre el azúcar: yo soy fan absoluta del azúcar moreno, pero he probado varias veces hacer el merengue con distintos azucares morenos… y no es lo mismo. el azúcar tiene que ser fino y ligero para dar la textura correcta así que … mi gran excepción… mejor el blanco para el merengue.

Otra cosita, ha habido fallos y ajustes porque como todas las recetas de abuelas si, mi mamá ya es abuela…triple abuela incluso! pues no hay manera de conseguir sonsacarles las proporciones exactas! así que os dare la receta lo mejor que pueda pero … no tengo todas las proporciones exactas así no seré la única en ir probando jiji

Una receta de la tarta de limón merengada

Ingredientes:

Una masa para tartas dulces (ver receta)

Para la crema de limón:
4 o 5 limones
la misma cantidad de agua que el jugo de los limones
5 yemas de huevo
2 CS de maizena

Para el merengue:
5 claras de huevo
Azúcar (recomiendo el blanco)

Preparar la masa, (forrar un molde para tartas con ella, pincharla con un tenedor en toda la superficie y cubrirla con papel de plata) y ponerla en el horno a 180-200 grados durante 15 minutos. Luego sacar el papel de plata y dejar la masa “secarse” unos 10 minutos más.

La crema de limón:
Poner todos los ingredientes en una cazuela y poner la mezcla a fuego lento. Remover sin cesar hasta que la mezcla espese (no hay forma de no notarlo!!)
Cuando espese, sacar del fuego y reservar.

El merengue:
Poner las 5 claras en un recipiente tipo ensaladera, si sois supersticiosos podéis añadirla famosa pizca de sal sin la que nada funciona (yo no la pongo y suben perfectamente) y batir las claras hasta el punto de nieve. Tienen que notarse firmes (que al pasar la batidora, se conserven “olitas” en la superficie). Cuando estén firmes, ir añadiendo poco a poco el azúcar sin deja de batir. Aquí no tengo la proporción de azúcar, lo que podéis hacer es poner unos 100 gramos y probar. Si os parece lo bastante dulce como para equilibrar una crema de limón ácida…ya está sino, añadir poco a poco más azúcar.

La tarta:

Sacar la masa del horno y recubrirla primero de la crema de limón. La cantidad que pongáis definirá el grado de acidez de la tarta, si como yo os gusta ácida, poner una buena capa. Si no os gusta mucho el ácido, poner una capa más fina de crema de limón. Encima de la crema, ir esparciendo con cuidado el merengue. Este puede sobresalir un poco de la fuente.

Poner la tarta en el horno.
Allí aún estoy haciendo pruebas pero parece que si la ponéis primero a unos 200 grados, unos 10-15 minutos para que coja color y cuaje el merengue y luego bajáis la temperatura a unos 110 y dejáis la tarta unos 30 minutos más… da buen resultado. Si veo que en alguna prueba distinta me sale mejor, añadiré nota al post!!

Ya podéis presumir de tarta!!
No dudéis en mandarme vuestra versión de la receta, sugerencias y fotos de vuestras obras!!
Buen provecho reposteras!!

Tarta de limón merengada

Tarta de limón merengada

Tarta de limón merengada

Tarta de limón merengada

Tarta de limón merengada - Precocer la masa

Tarta de limón merengada – Precocer la masa

Tarta de limón merengada - preparar la crema de limón

Tarta de limón merengada – preparar la crema de limón

Tarta de limón merengada - preparar la masa

Tarta de limón merengada – preparar la masa